Las malezas causan cuantiosos daños en el rendimiento y productividad de los cultivos agrícolas. Solo en América del Norte las pérdidas representan más de USD 40 000 millones en ingresos anuales en soja y maíz, de acuerdo con la Sociedad Americana de la Ciencia de las Malezas (WSSA), informa ChileBio en su página web.

 

En consecuencia, investigadores de la Universidad de Purdue, Indiana, EE. UU., han desarrollado nuevas soluciones químicas y biotecnológicas para el control de las hierbas indeseadas.

 

Las plantas de cultivos modificadas genéticamente (OGM o transgénicos) se han producido para permitir un mejor control de las malezas mediante herbicidas, pero el uso excesivo ha generado ciertas preocupaciones sobre el impacto en la salud humana y algunas malezas han formado una resistencia a herbicidas comunes.

 

Es así que el equipo de investigadores ha desarrollado un compuesto eficaz para controlar las malezas que también es seguro para las personas y el medio ambiente. También desarrollaron un sistema simple para que los agricultores creen plantas resistentes a este nuevo herbicida.

 

“El uso de herbicidas es esencial para la producción agrícola moderna en todo el mundo”, señaló Chunhua Zhang, profesor asistente de botánica y fitopatología en la Facultad de Agricultura de la Universidad de Purdue. “El herbicida que desarrollamos puede contribuir a la producción y seguridad alimentaria mundial y se espera que sea más seguro para el medio ambiente que los herbicidas convencionales debido a su naturaleza selectiva”, agregó.

 

El herbicida hecho en Purdue ataca y mata un amplio espectro de malezas sin afectar las plantas de cultivo agrícola que tienen la resistencia al herbicida.

 

“No han habido nuevos herbicidas con nuevos modelos de acción desarrollados durante las últimas décadas en el mercado mundial de herbicidas”, indicó Zhang. “Identificamos una nueva molécula pequeña que podría dirigirse al sitio catalítico conservado de una enzima que se requiere para el crecimiento de la planta”.

 

El equipo de investigadores produjo el nuevo inhibidor químico para detener el crecimiento de malezas. Asimismo notaron que al cambiar un solo nucleótido en el gen que codifica la enzima, podrían producir fácilmente variedades de cultivos que sean resistentes al nuevo herbicida.

 

El herbicida de Purdue también se puede usar efectivamente junto con plantas de cultivo no modificadas genéticamente (OGM).

 

[Fuente: ChileBio]

icon-camera : http://www.simbioti-k.com]