Las autoridades sanitarias de Estados Unidos detectaron carne vacuna uruguaya contaminada y procedieron a devolver los contenedores a Uruguay.

Se trata de varios contenedores enviados por el Frigorífico PUL con carne vacuna contaminada con etión, un plaguicida de uso veterinario, que genera resistencia en los animales y cuya utilización está prohibida en Estados Unidos.

Los contenedores serán devueltos a Uruguay, pero el episodio “no significa que el mercado estadounidese se cierre” para el producto uruguayo, como ocurrió cuando apareció la fiebre aftosa en 2001, aseguró una fuente vinculada al tema.

“El problema es que ahora los servicios sanitarios de Estados Unidos mirarán con lupa la carne uruguaya que llegue a aquel mercado”, graficó la misma fuente.