El agua de lluvia almacenada en tajamares y aguadas es la principal fuente de agua para los aproximadamente 14 millones de cabezas de ganado en Paraguay. Aunque la mayor parte del territorio tiene una precipitación total anual favorable, existe una alta variabilidad temporal de las lluvias. Uno de los desafíos fundamentales es sobrellevar los meses de invierno (junio a setiembre), que se caracterizan por contar con lluvias muy escasas. Por dicho motivo, la captación y almacenamiento de agua de lluvia suficiente en las épocas lluviosas (primavera y otoño) es primordial para evitar que el tajamar se vacíe por completo en invierno.

 

Debido al gran impacto de la lluvia sobre la actividad ganadera, el productor está acostumbrado a medirla de manera sistemática con un simple pluviómetro. No obstante, para poder entender la variación en disponibilidad de agua en los tajamares el registro de la lluvia no es suficiente. Es importante también conocer la evaporación del espejo de agua del tajamar, ya que es una pérdida continua del agua almacenada que afecta de forma directa la disponibilidad de líquido para el ganado.

 

¿Por qué el productor no registra la evaporación?

No hay una manera “fácil” de medir la evaporación. Existe un equipo llamado tanque de evaporación que permite determinar la cantidad de agua evaporada por unidad de tiempo (mm/ día), pero es una medición típicamente hecha por un servicio nacional de meteorología y no por el productor. No obstante, a través del monitoreo continuo del nivel de agua de un tajamar es posible determinar de manera indirecta la cantidad de agua perdida por evaporación.

 

En los periodos sin lluvia, la disminución gradual del nivel de agua (y el volumen almacenado) está directamente relacionada al consumo por el ganado y la evaporación. A continuación, se presenta el registro del nivel de agua para un tajamar en la Estancia Yhaca durante un periodo de 11 meses (20 de mayo 2022 a 20 de abril 2023). Este tajamar no es utilizado como fuente de agua para el ganado, por lo cual la disminución del nivel de agua en periodos sin lluvia es únicamente causada por la evaporación.

 

Se ha calculado la pérdida de agua por evaporación a partir de la disminución del nivel de agua durante un periodo de 26 días sin lluvia en invierno (color rojo) y otro periodo de 33 días sin lluvia en verano (color verde). Así, se obtuvo un valor de 4,6 mm/día para invierno y 9,6 mm/ día para verano.

 

¿Qué representa un valor de evaporación de 9,6 mm/día para el productor?

Para un típico tajamar en el Chaco con un área de +/- 5000 m2 dicho valor significa una pérdida de agua diaria igual a 48 m3 o 48.000 litros. Asumiendo un consumo diario de 80 L por animal, dicha cantidad de agua corresponde al consumo diario de +/- 600 animales. En el futuro la tasa de evaporación y las asociadas pérdidas de agua aún podrían aumentar como consecuencia del incremento de la temperatura previsto en las proyecciones del cambio climático. Tanto el aumento de la temperatura, así como cualquier cambio en la intensidad y duración de las sequías tendrán implicaciones importantes en la actividad ganadera de Paraguay.

 

Para una adecuada gestión de riesgo por sequía y una mejor planificación de la producción ganadera en general es primordial entender la compleja dinámica de disponibilidad de agua en los tajamares. El monitoreo del nivel de agua de los tajamares es una manera efectiva de registrar y analizar dicha variación temporal. Por este motivo es recomendable la instalación de reglas hidrométricas como método simple y robusto para el registro del nivel de agua por el personal local (similar al registro de la lluvia). A partir de estos datos se puede calcular la pérdida de agua por evaporación y evaluar si hay suficiente agua disponible para mantener la actual carga animal.

 

*Por Arnoud Cuppens, ingeniero de Recursos Hídricos (PhD. & MSc.) Tierrascan SRL (Asunción, Paraguay).

 

[Material publicado en el segmento Técnica Ganadera de la edición Nº 109 de Revista Productiva, página 25]

[Foto icon-camera : Revista Productiva]