El Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) anunció que el primer periodo de vacunación contra la fiebre aftosa y brucelosis bovina se realizará del 18 de enero al 26 de febrero de 2021, mientras que el registro de actas irá hasta el 12 de marzo del próximo año.

 

En conferencia de prensa, el servicio veterinario oficial llevó a cabo el lanzamiento de la primera etapa de inmunización de animales contra la fiebre aftosa y brucelosis bovina del año 2021. La actividad iniciará el 18 de enero y se extenderá hasta el 26 de febrero del siguiente año.

 

Asimismo, el registro de animales se desarrollará en todo el territorio nacional hasta el 12 de marzo del 2021.

 

De acuerdo con la Resolución N° 1170/2020 del Senacsa, será vacunada la hacienda general (bovinos y bubalinos) contra la fiebre aftosa. El objetivo previsto para esta campaña es inmunizar a 14 000 000 de cabezas.

 

Por su parte, la Resolución N° 1171/2020 establece la vacunación de la categoría terneras de 3 a 8 meses de edad contra la brucelosis bovina. Se prevé vacunar a 1 000 000 de animales en todo el país.

 

El Dr. José Carlos Martin Camperchioli, presidente del Senacsa, al respecto, comentó que a pesar de las dificultades presentadas este año se han cumplido con todos los planes a nivel operativo, logrando así muy buenos resultados en las campañas de vacunación de animales.

 

El Dr. Daniel Prieto, titular de la Fundación Servicios de Salud Animal (Fundassa), asimismo, felicitó al equipo de trabajo de la institución por la labor realizada e indicó que ya comenzaron las capacitaciones en modalidad virtual por regiones, dirigidas a personal técnico y operativo que desarrollará la actividad en el 2021. “Desde esta nueva administración seguiremos construyendo, mejorando y reafirmando el compromiso de siempre”, añadió.

 

Por otro lado, durante el lanzamiento, el Dr. Víctor Maldonado, director de Epidemiología del Senacsa, presentó resultados del último Muestreo Serológico, en los cuales se demuestra la alta cobertura inmunitaria actual, lo que permite afirmar que existen escasas posibilidades de que la fiebre aftosa pueda circular en la población bovina nacional.

 

[Fuente: Senacsa y ARP]