La empresa global de genética vegetal, GDM, dentro de su estrategia de crecimiento anunció a finales de marzo la adquisición del negocio de maíz y sorgo de KWS en Sudamérica (Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay). Mediante esta compra la compañía busca consolidarse en esta región por medio de la diversificación de cultivos extensivos. Los acuerdos de la transacción serán sometidos a la aprobación de los órganos reguladores argentinos y brasileños.

 

GDM amplia su alcance con la compra del negocio de maíz y sorgo de KWS en Brasil y Argentina, según lo anunció la compañía el pasado 25 de marzo. Esta transacción incluye todas las actividades de mejoramiento y venta de estos rubros en Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay de KWS, así como también sitios de producción en Brasil (maíz y sorgo) y en Argentina (maíz).

 

“En América del Sur hemos establecido una posición sólida en el mercado de maíz, algo de lo que estamos muy orgullosos. Sin embargo, para implementar los objetivos estratégicos del grupo KWS con plena fuerza y enfoque, hemos decidido que este es el momento adecuado, en términos de madurez empresarial, para encontrar un socio que esté en una posición sólida para llevar el negocio de maíz en América del Sur al siguiente nivel. Estamos completamente convencidos de que GDM es la elección acertada, tanto desde una perspectiva cultural como en lo que respecta a su posición empresarial complementaria. Con GDM como nuevo propietario surgirá un jugador fuerte que busca crecer aún más en el mercado sudamericano de soja y maíz”, afirmó Nicolás Wielandt, miembro de la Junta Ejecutiva, responsable del Negocio de Maíz de KSW.

 

Cabe destacar que GDM dará continuidad el negocio desarrollado por KWS. Es así que todas las actividades de hortalizas, remolacha azucarera y los programas de mejoramiento contra estacional de la cartera europea de maíz y remolacha azucarera en Brasil, Chile y Perú permanecerán con KWS, resaltando que el negocio europeo de maíz de KWS no se verá afectado por la transacción.

 

“La combinación de la posición en maíz de KWS con el conocimiento en genética vegetal, con foco en soja y trigo, de GDM crea una sinergia y fortaleza únicas para nuestra posición en el mercado y el avance continuo de nuestra compañía”, expresó Ignacio Bartolomé, CEO de GDM.

 

“Seguiremos trabajando en estrecha relación con toda la cadena del agro, con el propósito de continuar aportando los últimos avances en tecnología aplicada a la genética vegetal, con el productor como nuestro principal foco y el rinde como objetivo central”, finalizó Bartolomé.

 

Los acuerdos de la transacción serán sometidos a la aprobación previa del Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE) en Brasil y de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia en la Argentina, conforme aplicable.