Con el objetivo de erradicar y controlar la brucelosis bovina en nuestro país, el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) dispuso que los establecimientos de carne y cabañas que fueron caracterizados durante el muestreo de 2023 como rebaño infectado de brucelosis bovina deberán realizar la “vacunación de saneamiento” de hembras adultas (vacas) con la Cepa RB51 durante el primer periodo de inmunización contra la fiebre aftosa (del 19 de febrero al 22 de marzo y su registro, hasta el 5 de abril).

 

La Resolución N° 1997 del Senacsa, de fecha 29 de diciembre de 2023, comunica que se aprueba el listado de establecimientos de carne y cabañas que deberán realizar acciones sanitarias en cumplimiento de la resolución del Senacsa N° 951/2023, por la cual se aprueban procedimientos para el “saneamiento en establecimientos de carne infectados de brucelosis bovina”.

 

Senacsa y Fundassa realizaron el muestreo de caracterización de riesgo sanitario para la brucelosis bovina en establecimientos de carne y cabañas, correspondiente al 2023. Las muestras fueron sometidas a análisis y eso permitió caracterizar a los establecimientos como infectados.

 

La Resolución indica que durante el primer periodo de vacunación antiaftosa del 2024, previsto del 19 de febrero al 22 de mayo y con registro al 05 de abril, se deberá realizar  la “vacunación de saneamiento” de vacas adultas con la Cepa RB51.

 

Así también, fue establecido el bloqueo sanitario dispuesto en el apartado D.1 de la Resolución del Senacsa N° 951/2023, el cual se hará efectivo una vez finalizado el plazo establecido para el registro de vacunación contra la fiebre aftosa en aquellos establecimientos que no hayan dado cumplimiento a la “vacunación de saneamiento”.

 

En su comunicado, el Senacsa señala que estas acciones son fundamentales para salvaguardar la sanidad animal, la calidad de los productos cárnicos y la salud pública, por lo tanto, la institución trabaja con los establecimientos afectados en apoyo a la implementación de las medidas adoptadas.

 

“La colaboración activa de los establecimientos, así como el compromiso de la sociedad en general, es esencial para la erradicación y el control de la brucelosis bovina en nuestro país”, subraya el escrito.

 

Por último, resalta que los canales institucionales de contacto están disponibles para brindar información adicional o aclaraciones sobre la Resolución N° 1997/2023.