Las exportaciones de productos agrícolas locales no están pasando por un buen momento, debido, principalmente, a la bajante de los ríos, lo que genera retrasos en las  salidas porque las barcazas están navegando con una carga de entre 60 % y 70 % de su capacidad, además de los sobrecostos que esto ocasiona, mencionó a Productiva el Ing. Agr. Hugo Pastore, director ejecutivo de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco).

 

“Esta problemática hace que se atrase el giro, ya que al cargar menos cantidad de mercaderías la exportación sale más lenta y eso genera sobrecostos en mermas de almacenaje, demora en el cumplimiento de contrato y una serie de complicaciones más”, precisó.

 

Cabe destacar, que según datos de la Dirección de Meteorología e Hidrología, este 1 de abril la altura del agua del río Paraguay en Asunción llegó a -0,32 m, es decir, un 1 cm menos respecto a ayer. El récord histórico de bajante se alcanzó el 6 de octubre de 2021, cuando la marca llegó a -0,75 m en este mismo lugar.

 

Pastore acotó que a los retrasos de las exportaciones vía fluvial se le suma la demora de los envíos vía terrestre, debido a la protesta realizada por los funcionarios del Ministerio de Agricultura Producción y Abastecimiento (MAPA) de Brasil, que enlentece mucho más el tránsito de los productos que tienen como principal destino el vecino país.

 

Actualmente, los funcionarios del MAPA se encuentran en huelga como medida de exigencia de reivindicaciones laborales. Pastore dijo que esto genera que el control de los camiones en los pasos fronterizos sea mucho más lento.

 

En ese sentido, el director ejecutivo de Capeco instó a los organismos correspondientes a dar una solución rápida, debido a que muchos productos dependen de esta vía, principalmente el arroz, maíz y trigo, que tienen como principal destino Brasil.

 

“No hay mucho que hacer en este sentido porque no tenemos otras opciones logísticas más que la fluvial y la terrestre. Por ello necesitamos una solución por parte del Brasil mediante alguna gestión que retorne un ritmo más importante para las exportaciones paraguayas, ya que con la madre naturaleza no podemos negociar”, finalizó.