El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) publicó su reporte mensual la oferta y demanda mundial de granos, en el cual resalta recortes en la producción estadounidense de soja y maíz.

 

Según los datos del USDA, la cosecha de soja estadounidense fue estimada en 117,38 millones de toneladas, 3,04 millones de toneladas menos que los 120,42 millones estimados el mes pasado, pero por encima de los 116,81 millones esperados por los operadores.

 

En Sudamérica se estima que la cosecha de la oleaginosa alcance los 126 millones de toneladas en Brasil, mientras que en Argentina se proyectan 49,7 millones de tonelada.

 

A nivel de exportaciones, el informe del USDA proyecta 93,5 millones de toneladas para el gigante sudamericano y 10,25 millones de toneladas para Argentina.

 

Con relación a las existencias finales, se prevé recortes de 16,73 a 15,64 millones de toneladas en soja. Cabe mencionar que los operadores privados estimaban 16,49 millones de toneladas de la oleaginosa.

 

De acuerdo con el informe mensual del USDA, el maíz estadounidense también sufriría recortes en la cosecha 2020/2021, ya que pasaría de 388,08 a 378,47 millones de toneladas. Los envíos del cereal, asimismo, se ajustaron de 45,60 a 44,83 millones de toneladas.

 

Sobre las estimaciones del USDA, la agencia Granar resaltó que se “debió elevar el volumen de las existencias finales, de 56,59 a 57,23 millones de toneladas, contra los 56,72 millones esperados por los privados”.

 

Dentro de la oferta estimada en Sudamérica sobre la cosecha de maíz, la cifra proyectada en Brasil se elevó de 101 a 102 millones de toneladas; no obstante, la estimación de exportaciones se mantuvo en 34 millones. En Argentina las proyecciones de la cosecha y exportaciones no variaron, por lo que quedaron en 50 y 37 millones de toneladas, respectivamente.

 

Por último, el volumen de cosecha del trigo en Estados Unidos fue estimado en 50,01 millones de toneladas, es decir, la misma cifra proyectada en el reporte de agosto. En el resto de las variables tampoco se registraron cambios, por lo que las existencias finales fueron sostenidas en 25,19 millones de toneladas, en línea con la expectativa de los operadores.

 

[Fuente: Infocampo]