Paraguay cuenta con una amplia posibilidad de potenciar las exportaciones de productos de origen animal y vegetal a Singapur, según el informe del Ministerio de Hacienda sobre el Perfil Económico y Comercial de este país.

 

En la actualidad, existe una serie de productos paraguayos que no ingresan a Singapur; no obstante, la gran demanda de este mercado permite que Paraguay cuente con un amplio potencial de exportar nuevos productos a los que se les aplica un arancel 0 %, entre ellos la carne porcina, carne bovina, aceite de soja y maíz, etc.

 

Las exportaciones a Singapur representan el 0,02 % de las exportaciones totales de Paraguay. En el 2020, la Balanza Comercial de Paraguay con respecto a Singapur fue deficitaria en USD 384,3 millones.

 

Las exportaciones de Paraguay a Singapur en el 2020 totalizaron un valor de USD 1,75 millones. El producto paraguayo más exportado a Singapur fue la carne bovina, por un valor de USD 1,1 millones (63 % del total exportado a Singapur), seguida por los aceites esenciales, por valor de USD 505 mil (29 %) y por la carne y despojos comestibles de aves, por valor de USD 94 mil (5 %).

 

De acuerdo con el reporte del Ministerio de Hacienda, la grasa de animales (bovinos, ovinos, caprinos) es uno de los productos con una exportación potencial (EP) de USD 490,3 mil. En lo que respecta a carnes, se destacan la bovina fresca/refrigerada (USD 307,1 mil), porcina congelada (USD 110,8 mil) y aviar congelada (USD 53,6 mil).

 

Otros rubros con gran potencial de envío son el aceite de soja y de maíz en bruto, con EP de USD 42,3 mil y USD 37,7 mil, respectivamente.

 

El informe también indica que la exportación efectiva de soja (USD 1,9 mil millones) a Singapur excede al envío potencial calculado (de USD 102 mil). Lo mismo ocurre con el despojo de bovinos comestible y aceites esenciales de naranja, ya que estos productos tuvieron un rendimiento mucho mayor a lo estimado.

 

Por otro lado, Paraguay tiene la oportunidad de expandir las exportaciones de otros productos que actualmente tienen acceso al mercado asiático como, por ejemplo, la carne bovina congelada, que tiene un potencial de USD 900 mil, de los cuales aún quedan sin explotar unos USD 886,5 mil; por lo cual solo se está cubriendo el 2 % del potencial de exportación de este producto.