La siembra de arroz inició con un poco de atraso debido a la sequía; sin embargo, la superficie del cultivo se mantiene en 165 000 hectáreas y se estima que la producción llegaría al millón de toneladas, con rendimientos de seis toneladas por hectárea, según el boletín de la Unión de Gremios de la Producción (UGP).

 

De acuerdo con el reporte del gremio, Luis Arréllaga, presidente de la Federación de Arroceros del Paraguay, estimó que la producción llegaría al millón de toneladas, con rendimientos de seis toneladas por hectárea. En cuanto a precios, señaló que en la zafra pasada se mantuvieron alrededor de USD 180 a 195 por tonelada.

 

“Esperábamos que los precios suban en este segundo semestre y, por una circunstancia coyuntural, no están aumentando; Brasil, nuestro principal comprador, está con una devaluación y, básicamente, no nos puede pagar más”, expresó.

 

“Pensamos que esta zafra será buena, estamos tratando de salir de una crisis a causa de los problemas del clima y de precio que se tuvieron, pero se prevé un crecimiento firme. El sector está en la mira debido a la disponibilidad de tierras aptas en el país y agua abundante”, manifestó Arréllaga a la UGP.

 

Principales mercados. El 85 % de las exportaciones se realiza a cinco países. “El principal es Brasil, con el 60 % de la exportación; Chile, con un 8 %; Estados Unidos, con un 6 %, mientras que Irak y otros países de Asia cuentan con alrededor del 5 %. Estos son los destinos más importantes, luego hay un gran número de países a los que también exportamos”, acotó.

 

El presidente del gremio arrocero precisó que el objetivo es distribuir aún más el arroz paraguayo en el mercado internacional.

 

“La tecnología va creciendo cada día en la producción y en la industria, y lo que deseamos es tener un acceso a China continental, ya que el mayor consumo de arroz está en Asia”, concluyó.