A pesar de los desafíos enfrentados este año para cubrir los costos de producción, el sector porcino paraguayo se mantiene optimista y espera lograr un repunte en ventas en la última parte del 2020, señala el informe de la Unión de Gremios de la Producción (UGP).

 

Desde la Asociación Paraguaya de Productores de Cerdos (APPC), señalan que los criadores de cerdos de nuestro país repuntar las ventas este fin de año, ya que de forma paulatina se están cubriendo los costos de producción.

 

A raíz de la pandemia de la COVID-19, los insumos principales como balanceados de maíz y soja se encuentran muy sobrevalorados y sus precios subieron casi un 100 % este año. Al respecto, Diego Torres, presidente de la APPC, explicó que “el precio del maíz subió de G 800 a 1600 por kilo y muchos criadores produjeron a pérdida meses atrás, ahora recién están empatando más o menos”.

 

El titular de la asociación también mencionó que pese a la suba de los costos el precio de carne porcina en el mercado local no registró una gran variación. «Los criadores están produciendo bien, pero los precios no nos acompañan, esperamos que esta situación mejore», acotó.

 

Uno de los casos observados fue el costo superior del expeller de soja que es utilizado para el balanceado de cerdos, pues se vio un aumento del 33 %, en comparación con el 2019.

 

“Creemos que en estas fiestas se van a repuntar más las ventas debido a que la gente consume bastante carne de cerdo. Nuestros socios criadores crían desde 5 hembras reproductoras a 140. Nuestras expectativas de crecimiento para el año que viene son buenas, siempre y cuando el precio de los balanceados baje, aunque sea un poco más”, agregó Torres.

 

La APPC es una asociación que nuclea a poco más de 80 socios productores paraguayos que se agremian para trabajan en el mejoramiento de la carne porcina nacional.

 

[Fuente: UGP]