Por segunda jornada consecutiva los granos obtuvieron ayer una disminución de precios en el mercado de Chicago. Se espera que la tendencia bajista de los commodities agrícolas continúen este jueves y viernes.

 

En la jornada de ayer los principales commodities agrícolas (soja, maíz y trigo) sumaron su segunda jornada consecutiva en Chicago. Las bajas registradas fueron motivadas por las ventas de los fondos especulativos y la mejora climática en Argentina y Brasil.

 

Los contratos de marzo de la soja cerraron en USD 502 la tonelada, una caída de USD 7 en promedio. Se destaca que el mercado anticipa efectos positivos en rindes y producción en Sudamérica tras las lluvias de la última semana, en un contexto de oferta mundial ajustada, en donde el aporte de Argentina y Brasil será clave.

 

Las posiciones de marzo del maíz registraron una baja de USD 2 hasta llegar a los USD 205 la tonelada. El causante de este descenso fue la toma de ganancias que, en un contexto de precipitaciones en Sudamérica, transmitían tranquilidad desde los aspectos productivos.

 

El próximo lunes también se definirá la aplicación de los impuestos a las exportaciones del cereal por parte de Ucrania, hecho que tendría un impacto en la cotización.

 

En el caso del trigo, se registraron pérdidas en torno a los USD 2 de los contratos de marzo, lo que le permitió cerrar en USD 245 la tonelada. Los operadores del mercado miraron de cerca el pronóstico de lluvias para las planicies americanas que beneficiarían la condición de los cultivos.

 

La corredora de cereales Grassi, en ese sentido, indica que el mercado triguero “mantiene a la expectativa del incremento a los aranceles a las exportaciones en Rusia, en un contexto de demanda internacional muy activa”.

 

[Fuente: Infocampo]