Ante los actos delictivos registrados recientemente en la zona de Canindeyú que afectan directamente a agricultores del país, la Asociación de Productores de Soja, Cereales y Oleaginosas (APS) manifestó su total repudio y exige a las autoridades tomar acciones que salvaguarden los intereses de los trabajadores del campo.

 

Ante las numerosas denuncias policiales sobre actos delictivos que están afectando a los productores del departamento de Canindeyú y de otras zonas del país, la APS expresó, a través de un comunicado, su rechazo hacia estos hechos vandálicos que atentan contra la seguridad de los trabajadores del campo y la producción nacional.

 

Últimamente, productores locales han sido víctimas de robo de cargamentos de soja, ordeño de combustible y secuestro de un tracto camión cargado de granos. Desde la asociación señalaron que estos hechos, así como otros registrados anteriormente, ya fueron denunciados ante la Fiscalía General y el Ministerio del Interior, por lo que instan a las autoridades a tomar cartas en el asunto.

 

“Exigimos actuación firme de las autoridades ante este tipo de hechos que atentan contra la producción, pedimos el cierre y control de puntos específicos con el fin de proteger los bienes e intereses de los productores, no solamente en Canindeyú, sino que en todo el país”, indica el comunicado de la APS.

 

La seguridad en el campo y en las rutas del país es fundamental para seguir produciendo alimentos para las familias y que estos lleguen a destino, sobre todo, considerando la situación de pandemia que se vive en el país, resalta el escrito de la institución.