De acuerdo con el informe mensual sobre oferta y demanda de granos del Departamento de Agricultura de los EE. UU. (USDA) correspondiente a marzo, se redujeron muy levemente las existencias finales de soja estadounidense debido a una mayor molienda, en tanto que para el maíz los nuevos datos no son alentadores, dado que reflejan un menor uso en la industria del etanol y menores exportaciones, lo que implica un incremento del stock final. Acerca del trigo, las existencias finales también fueron elevadas, por la previsión de menores exportaciones.

 

Para Sudamérica hubo muy pocos cambios. El USDA redujo su previsión sobre la cosecha de soja de Brasil de 117 a 116,50 millones de toneladas, cuando el mercado esperaba un ajuste hasta los 115,73 millones. Para Argentina no hubo cambios y la producción fue proyectada en 55 millones.

 

Respecto al maíz, las cosechas brasileña y argentina fueron sostenidas en 94,50 y en 46 millones de toneladas. Para el USDA Argentina volverá a ser el 2º exportador global del cereal, dado que elevó sus ventas de 29 a 30 millones de toneladas, desplazando a Brasil que embarcaría 29 millones.

 

SOJA

En su análisis de la campaña estadounidense, con una cosecha firme en 123,66 millones de toneladas, el USDA elevó en 270 000 toneladas la molienda, que pasa de 56,88 a 57,15 millones de toneladas, elevando el uso total de 60,34 a 60,61 millones.

 

Pese a la expectativa de compras adicionales chinas por 10 millones de toneladas, el organismo mantuvo sin cambios en 51,03 millones su expectativa de exportaciones. Así, las existencias finales fueron calculadas en 24,49 millones de toneladas, levemente por debajo de los 24,76 millones de febrero y de los 24,55 millones proyectados por el mercado, pero aún siguen 105,45 % arriba del remanente del ciclo anterior.

 

Acerca de la oferta sudamericana de soja, el USDA estimó la producción de Brasil en 116,50 millones de toneladas, por debajo de los 117 millones proyectados el mes pasado. En cuanto al saldo exportable, el organismo lo mantuvo en 79,50 millones.

 

Para Argentina el USDA estimó la producción de soja en 55 millones de toneladas, sin cambios. Lo mismo ocurrió con las exportaciones de poroto y con las importaciones, que fueron sostenidas en 6,30 y en 5,35 millones, respectivamente.

 

Respecto a China, el USDA mantuvo en 88 millones de toneladas su expectativa para las importaciones de poroto de soja y en 15,90 millones la cosecha. Las existencias finales, sin embargo, fueron elevadas de 21,22 a 22,22 millones de toneladas, por la previsión de una menor molienda (de 89 a 88 millones).

 

Hoy, el Ministerio de Agricultura de China elevó su previsión sobre las importaciones de poroto de soja de 83,65 a 85 millones de toneladas, un volumen que sigue lejos de los 94,13 millones comprados en el ciclo anterior. El volumen de la cosecha fue sostenido en 16 millones.

 

A nivel mundial el USDA estimó la producción de soja en 360,08 millones de toneladas, por debajo de los 360,99 millones del mes pasado. En tanto que las existencias finales fueron calculadas en 107,17 millones, frente a los 106,72 millones de febrero y a los 106,33 millones previstos por los privados.

 

MAÍZ

Para el maíz, los datos aportados por el USDA sobre el rumbo del ciclo comercial estadounidense no resultan alentadores. Con una cosecha firme en 366,29 millones de toneladas y existencias iniciales por 54,37 millones, el organismo mantuvo en 136,53 millones el uso forrajero, pero redujo de 315,36 a 314,72 millones el uso total, fundamentalmente por un ajuste en la industria del etanol, donde se prevé que el uso de maíz baje de 141,61 a 140,98 millones de toneladas.

 

A esto se suma un recorte en la expectativa de ventas externas, de 62,23 a 60,33 millones. En el balance de todas estas variables, el USDA proyectó el stock final en 46,62 millones de toneladas, por encima de los 44,08 millones del informe de febrero y de los 44,10 millones calculados por los privados.

 

El volumen de la cosecha total de maíz en Brasil fue proyectado por el USDA en 94,50 millones de toneladas, sin cambios. Lo mismo ocurrió con el saldo exportable brasileño, que quedó en 29 millones.

 

La cosecha argentina de maíz fue sostenida por el USDA en 46 millones de toneladas, pero las exportaciones fueron elevadas de 29 a 30 millones de toneladas, por lo que para el organismo estadounidense, Argentina volverá a ser el segundo mayor exportador global del cereal, relegando a Brasil al tercer puesto.

 

Acerca de la Unión Europea, el USDA elevó levemente de 60,72 a 60,88 millones de toneladas el volumen de la producción y de 21 a 21,50 millones sus importaciones. Las ventas externas del bloque fueron sostenidas en 1,50 millones.

 

En el bloque de países importadores de maíz, el USDA mantuvo sin cambios las previsiones de compra de México, en 16,70 millones de toneladas; de Japón, en 15,50 millones, y de los países del sudeste asiático, en 17 millones.

 

A nivel mundial el USDA estimó la producción de maíz en 1101,16 millones de toneladas, por encima de los 1099,61 millones de toneladas. Las existencias finales fueron proyectadas en 308,53 millones, frente a los 309,78 millones previstos en febrero y a los 309,06 millones calculados por el mercado.

 

TRIGO

En su repaso por el ciclo comercial estadounidense de trigo, con una cosecha sostenida en 51,29 millones de toneladas y existencias iniciales por 29,91 millones, el USDA elevó de 3,81 a 3,95 millones las importaciones y mantuvo en 2,18 millones el uso forrajero. El uso total fue ajustado de 30,29 a 30,16 millones y las exportaciones, recortadas de 27,22 a 26,26 millones. Así, las existencias finales fueron calculadas por el organismo en 28,72 millones de toneladas, por encima de los 27,50 millones de febrero y de los 27,76 millones proyectados por los privados.

 

A nivel mundial el USDA proyectó la cosecha de trigo en 733 millones de toneladas, por debajo de los 734,75 millones del mes pasado. Las existencias finales fueron calculadas en 270,53 millones, frente a los 267,53 millones de febrero y a los 267,47 millones previstos por el mercado. Este último dato se sustentó en el aumento de las existencias finales en la India, donde pasaron de 14,60 a 17,50 millones.

 

[Fuente: www.granar.com.ar]