Para el quinto mes del año se prevé el desarrollo de episodios de lluvias abundantes en las diferentes regiones productivas de Paraguay, según las proyecciones agroclimatológicas del Ing. Agr. Eduardo Sierra.

 

Ing. Agr. Eduardo Sierra

Conforme las proyecciones manejadas, las zonas de Alto Paraná, Itapúa, Caaguazú, Caazapá, Guairá y sur de San Pedro registrarían niveles pluviométricos de 200 a 300 mm durante mayo. En tanto que en Canindeyú, Misiones, Paraguarí, Ñeembucú y norte de San Pedro se aguardan precipitaciones de entre 150 a 200 mm.

 

En contrapartida, en Concepción y Amambay se registrarán los niveles más bajos de lluvias, con un guarismo de 100 a 150 mm.

 

En la región Occidental o Chaco se espera que en el sur de Presidente Hayes se registren niveles de lluvias de entre 150 a 300 mm. Al norte, el rango alcanzaría 100 a 150 mm, condiciones similares al oeste de Boquerón. En tanto que al este de Boquerón las lluvias llegarán en menor medida con registros de 75 a 100 mm.

 

En el centro de Alto Paraguay se presentará el nivel de lluvias más deprimido en todo el país, con apenas 50 a 75 mm, mientras que en el oeste, este, norte y sur de este departamento las condiciones mejorarán con guarismos de 75 a 100 mm; es decir, pese a la reducción de lluvias pronosticadas, la conclusión del otoño e inicios del invierno traerían humedad suficiente para encarar el siguiente trimestre que, generalmente, es el más duro para la actividad ganadera chaqueña.

 

En cuanto a las temperaturas mínimas, durante mayo se esperan de 0 a 5 °C en las zonas productivas graneleras; es decir, Itapúa, Alto Paraná y parte de Canindeyú. En las demás regiones de la Oriental y el Chaco se esperan de 5 a 10 °C.

 

En relación con la temperatura máxima esperada durante el quinto mes del año, es de 25 a 30 °C, incluyendo las dos regiones de Paraguay.