Paraguay podría registrar su segunda cosecha consecutiva de soja con números positivos en la siguiente zafra (2020/21), con un volumen de 10,25 millones de toneladas, según se desprende del último informe del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).

 

El país que ostenta el sexto lugar como mayor productor de soja a nivel mundial podría encontrar en la soja una alternativa para superar los problemas económicos acarreados por la pandemia del coronavirus.

 

Según el organismo, se estima que la producción mundial de la soja aumentará 8 %, motivada por una recuperación en la producción de EE. UU., así como un segundo año de producción récord en Brasil, Argentina y Paraguay, los cuatro principales exportadores del mundo.

 

En el último informe del USDA se muestran las cifras recogidas de la zafra 2019/2020, en la que se estima que la producción de soja cayó en torno al 6,6 %, en especial debido a que la producción estadounidense enfrentó problemas climáticos.

 

Por otro lado, a pesar de la pandemia de la Covid-19, China aumentaría sus importaciones en 4,3 % en la próxima zafra, pese a lo cual los precios internacionales se mantendrían relativamente bajos, teniendo en cuenta la mayor producción mundial y la elevada incertidumbre, afectando a los países exportadores de este commodity.