Las proyecciones agroclimáticas para este invierno no son nada alentadoras en materia de precipitaciones, según informó el Ing. Agr. Eduardo Sierra, asesor agroclimático de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), durante su presentación virtual realizada este jueves. Considerando este pronóstico, el presidente del gremio, José Berea, alertó que la navegación podría suspenderse.

 

Con base en esta tendencia, el presidente de la Capeco José Berea acotó que la reducción de las lluvias en las nacientes de los ríos Paraná y Paraguay podría ocasionar la suspensión de la navegación por falta del caudal suficiente para que las embarcaciones puedan ser cargadas con granos de soja durante los meses siguientes.

 

El informe de Sierra expresa que junio, julio y agosto las precipitaciones serán menores al promedio histórico. Esta condición se suma al déficit ya acumulado, producto de la falta de agua en los meses anteriores.

 

La preocupación en el sector exportador está instalada, considerando que existen aún más de 4 millones de toneladas de soja, además de aceite y harina de soja, que deben ser enviadas durante este periodo.

 

Berea hizo hincapié en que actualmente ya se observan problemas en los puertos de trasbordo de Rosario, Argentina, por el bajo calado, situación que podría empeorar, teniendo en cuenta las proyecciones acercadas a los miembros de la Capeco.