Tras haber arrancado en forma tardía los envíos de soja en esta temporada a causa de la demora en la cosecha, al cierre del mes de abril la situación se va normalizando lentamente, pese a que persisten los retrasos por el bajo caudal de agua en los ríos Paraná y Paraguay que dificulta la salida de los productos.

 

Dentro de este escenario, existe una diferencia de 7 % menos en el desalijo de la oleaginosa comparativamente al mismo periodo de la zafra anterior, según expresa el informe de comercio exterior de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco).

 

El volumen de exportación de soja entre enero y abril de la presente temporada 2020 fue de 2 715 497 toneladas, 7,1 % menos que el mismo periodo de la temporada anterior en la que se enviaron unas 2 921 039 toneladas. Esto representa una salida de 205 497 toneladas menos en lo que va del año.

 

La Lic. Sonia Tomassone, asesora de comercio exterior de la Capeco, comentó que entre los meses de febrero, marzo y abril las exportaciones de soja sufrieron problemas de falta de navegabilidad, no obstante, el volumen de desalijo fue importante para dar sostenimiento a la economía nacional.

 

Destinos. En cuanto a los destinos de la soja paraguaya, Argentina sigue ocupando el principal lugar, con un 84 % de participación, seguido de Brasil, con 6 %. Más atrás aparece Rusia, con 3 % y luego otros mercados, con 7 % de protagonismo. En este segmento están Italia, Perú, Estados Unidos, Senegal y mercadería en tránsito.

 

Ranking. En cuanto al ranking de los mayores exportadores de soja, Cargill ocupa el primer lugar con 15 % de participación. Le sigue Glenpar (13 %), Cofco (9 %), ADM (9 %), Copagra (7 %), LDC (6 %), Bunge (6 %), Sodrugestvo (5 %), Agrofértil (5 %) y otros jugadores que representan el 25 % del total. A abril más de 20 empresas lograron exportar soja.