Para este invierno se presentan dos irrupciones importantes de aire polar en Paraguay. Una de ellas se presentará en junio y la otra, en agosto, según expuso el Ing. Agr. Eduardo Sierra, asesor agroclimático de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), durante su presentación virtual realizada este jueves.

 

Durante su presentación virtual de las proyecciones agroclimáticas, Sierra explicó que para junio se espera el ingreso de la primera ola de frío polar al país y para agosto, la segunda.

 

En el caso de la primera irrupción de heladas, el experto internacional en investigación de trigo, Mohan Kohli, y asesor técnico del Programa Nacional de Trigo, comentó que no existe mucha preocupación porque el cereal se encontraría en plena etapa de macollamiento; por lo tanto, las temperaturas frías podrían favorecerlo.

 

Sin embargo, destacó que la segunda helada proyectada podría acarrear serios contratiempos a los productores por el hecho de que la mayoría de los cultivos se encontraría en plena etapa de cargado de granos.

 

Si bien el pronóstico puede ser ajustado en las próximas semanas, la preocupación se elevó al máximo entre los asistentes a la exposición virtual, considerando que el cereal está teniendo una buena demanda regional y Paraguay, en caso de lograr una buena cosecha, podrá comercializar este producto a precios tal vez por encima de los promedios logrados en las últimas campañas.

 

El periodo frío afectaría con fuerza no solo el sur, centro y este de la región Oriental, sino también al norte, con guarismos de incluso por debajo de cinco y cero grados.

 

Para esta zafra se proyectan unas 430 000 hectáreas de siembra de trigo y se estima una producción de 1,2 millones de toneladas, con base en una productividad de 2750 kg por hectárea, aproximadamente.