El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) publicó la semana pasada su informe sobre la oferta y demanda de granos en el nivel mundial, en el cual proyecta una suba de los stocks finales de los granos en la campaña 2021/22, respecto a las estimaciones de la zafra anterior.

 

En el reporte del USDA de julio se prevé que los stocks finales de la nueva campaña para los granos (maíz, soja y trigo) sean mayores a los proyectados durante el periodo anterior.

 

SOJA. De acuerdo con la proyección de stocks finales para la campaña 2021/22, las cifras alcanzarían los 94,5 millones de toneladas, una variación intercampaña del 3,28 %, en comparación con los 91,5 millones de toneladas previstos en la campaña pasada.

 

Para este nuevo ciclo se estima una producción mundial récord de 385,2 millones de toneladas de soja, 21,6 millones de toneladas más que los 363,6 millones de toneladas estimadas durante la zafra 2020/21.

 

Según la proyección del USDA, la producción de Argentina y Brasil para la campaña 2021/22 llegaría a 52 millones de toneladas y 144 millones de toneladas, respectivamente.

 

MAIZ. Se proyectan stocks finales de 291,2 millones de toneladas para el maíz, lo que representaría un incremento del 4 %, respecto a los valores del informe de la zafra anterior (279,9 millones de toneladas).

 

El organismo internacional estima una producción de 51 millones de toneladas para Argentina y 118 millones de toneladas para Brasil, manteniendo constantes las cifras del informe anterior. A nivel mundial se proyecta una producción récord de 1194,8 millones de toneladas para la campaña 2021/2022, una suba de 5 millones por encima de lo estimado en el informe previo.

 

TRIGO. Las existenciales finales de trigo se ubicarían en torno a los 291,7 millones de toneladas, 1,5 millones de toneladas más que lo estimado en la campaña pasada (290,2 millones de toneladas), pero 5 millones de toneladas menos que esperado por el reporte de junio (296,8 millones de toneladas).

 

La producción para la campaña 2021/2022 se estima en 792,4 millones de toneladas, lo que representa una suba de 16,6 millones de toneladas, respecto al ciclo previo, cuando se produjeron 775,8 millones de toneladas del cereal.

 

[Fuente: Bolsa de Cereales de Córdoba]