Los principales commodities agrícolas (soja, trigo y maíz) acumularon pérdidas al cierre de la jornada de ayer en la Bolsa de Valores de Chicago. Los cereales registraron nuevas bajas, mientras que la oleaginosa obtuvo un ajuste negativo, resalta Infocampo.

 

La Bolsa de Valores de Chicago registró este jueves la segunda jornada negativa consecutiva para los cereales, luego de las subas que ocurrieron el día de la publicación del informe sobre oferta y demanda mundial de granos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

 

Si bien los granos cerraron con pérdidas, la soja sólo restó lo obtenido en la jornada del miércoles y mantuvo un precio por encima de los USD 417 por tonelada.

 

El maíz perdió en promedio más de USD 3, cerrando los contratos de diciembre a USD 160 la tonelada. De acuerdo con el informe de analistas, esta caída responde más a un ajuste diario tras el rally de precios percibido desde el inicio de la semana, dado que las variables continúan mostrando indicios alcistas.

 

Asimismo, el trigo registró una baja superior a los USD 3, cotizando las posiciones de diciembre a USD 215 la tonelada. La caída estuvo determinada por la noticia de que Rusia aumentaría la cuota de saldo exportable para los primeros meses del 2021, y que la Unión Europea subiría 9 % su área sembrada del cereal, alcanzando los 24 millones de hectáreas.

 

En el caso de la soja, tras las bajas registradas los contratos de noviembre llegaron a los USD 417 la tonelada; no obstante, aún se sostiene el impulso generado por el informe del USDA, que lo llevó a tener el mejor valor desde el año 2016.

 

La corredora de cereales Grassi, sobre el punto, indica que la situación de la oleaginosa estuvo dada por una “toma de ganancias y corrección tras los ascensos recientes que llevaron a los precios a niveles máximos de cuatro años y medio, y el petróleo, harina y aceite de soja revertían la tendencia inicial y operaban con ajustes”.

 

[Fuente: Infocampo]