Brasil, el cuarto mercado más importante de la carne paraguaya, pasa por un escenario de fuerte depreciación de su moneda. Esa situación también afecta a los productos nacionales que deben ingresar a ese destino, como es el caso de la carne paraguaya, que sufre una reducción de su precio promedio de 21,6 %.

 

Con base en el informe del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), al cierre del primer bimestre de este año, Brasil pagó un promedio de precio de USD 4215 la tonelada, mientras que en el mismo periodo del 2020, USD 5376 la tonelada; es decir, la reducción a febrero de este 2021 es de USD 1161 la tonelada. El descenso registrado en este mercado es el más importante entre todos los compradores de la proteína roja nacional.

 

En cuanto a volumen de compra de carne bovina paraguaya, Brasil aumentó 30,7 %. Al cierre de febrero de 2020 había adquirido 3035 toneladas, mientras que en el presente año trepó a 4382 toneladas; es decir, más de 1300 toneladas más compró en este 2021, según datos del Senacsa.

 

El fuerte incremento de la compra de carne paraguaya desde Brasil se vio limitada por precios bajos, por lo que el ingreso total de divisas en concepto de envíos del producto al vecino país se vio notoriamente afectado, ya que apenas se tuvo un 11,6 % de aumento, pasando de USD 16,32 millones (2020) a USD 18,47 millones (2021).

 

El fuerte nivel de exportación de Brasil, principalmente a China, genera oportunidades para los exportadores de carne paraguaya; sin embargo, la fuerte depreciación de la moneda brasileña repercute en el precio promedio y, efectivamente, en el volumen de negocios para el país.