Agricultores de distintos departamentos del país redujeron las inversiones para la siembra de trigo debido a la mala cosecha de soja de este año, lo que implicó una menor utilización de tecnología y, por ende, granos de mala calidad, según reportes de productores de Caaguazú y Alto Paraná a la Unión de Gremios de la Producción (UGP).

 

Actualmente, este cereal depende exclusivamente del clima para su óptimo desarrollo, mencionaron los agricultores.

 

Con las lluvias y el frío que tuvimos, el trigo está mejorando en cuanto a crecimiento. Hay plantaciones del cereal que están espigando y no sería nada bueno que venga una helada. Lo único que preocupa es la calidad del grano, ya que no se está utilizando mucha tecnología este año”, manifestó Aurio Frighetto, productor y dirigente de la Coordinadora Agrícola del Paraguay (CAP), filial Alto Paraná.

 

En Caaguazú la situación es la misma, según Hermes Aquino, productor y dirigente de la CAP de ese departamento. “Si tenemos un buen trigo, perfecto, pero si no, de igual forma nos servirá como cobertura de suelo para la próxima siembra de soja. Lo más probable es que tengamos un gran volumen de trigo, pero de baja calidad por la nula inversión en tecnología. Tenemos la esperanza de que mejore gracias al clima«, acotó.

 

Asimismo, indicó que este clima fresco es bueno para evitar las plagas en el cultivo y también la propagación del mosquito transmisor del dengue.

 

[Fuente: UGP]