Con toda la atención del mercado por el fuerte atraso de las siembras, el USDA proyectó la cosecha de maíz de los Estados Unidos en 347,49 millones de toneladas, por debajo de los 381,78 millones del trabajo del mes pasado que representa una retracción de 9 %.

 

Para llegar a esta nueva cifra de cosecha, el organismo achicó de 37,55 a 36,34 millones de hectáreas la estimación de área sembrada; de 34,56 a 33,35 millones la superficie cosechada, y de 11 047 a 10 419 kilos por hectárea el rinde promedio.

 

En el resto de las variables comerciales estadounidenses, con al dato antes marcado del aumento de las existencias iniciales, de 53,23 a 55,77 millones de toneladas, el organismo elevó las importaciones, de 890.000 toneladas a 1,27 millones; redujo el uso forrajero, de 138,44 a 130,82 millones; el uso total, de 314,98 a 307,35 millones (para etanol se prevé usar 139,71 millones, sin cambios), y las exportaciones, de 57,79 a 54,61 millones.

 

Con todos estos ajustes, el USDA proyectó las existencias finales 2019/2020 en 42,56 millones de toneladas, lejos de los 63,13 millones previstos en mayo y de los 48,69 millones pronosticados por los privados.

 

En cuanto a la oferta de Sudamérica, el USDA proyectó la cosecha de maíz y las exportaciones de Brasil en 101 y en 34 millones de toneladas, sin cambios.

 

Para Argentina el USDA elevó su proyección de 49 a 50 millones de toneladas, en tanto que el saldo exportable fue incrementado de 32,50 a 33,50 millones.

 

Para la Unión Europea el USDA estimó la producción en 64,20 millones de toneladas, sin cambios. Las importaciones fueron sostenidas en 20 millones y el saldo exportable, en 2 millones de toneladas.

 

En medio de las “conversaciones” entre EE.UU. y México por la inmigración ilegal, y luego de la amenaza de Trump de aplicar aranceles, el USDA estimó las importaciones mexicanas de maíz en 18,50 millones de toneladas, sin cambios.

 

También fueron sostenidas sin cambios las respectivas importaciones de Japón, de los países del Sudeste Asiático y de Egipto, en 15,60, en 16,40 y en 10 millones de toneladas. Lo mismo ocurrió con China, cuyas compras fueron mantenidas en 7 millones.

 

En el nivel mundial, el USDA proyectó la producción de maíz en 1099,19 millones de toneladas, por debajo de los 1133,78 millones del informe de mayo. Las existencias finales fueron calculadas en 290,52 millones, frente a los 314,71 millones del mes pasado y a los 304,96 millones previstos por los privados.