Las proyecciones climáticas señalan que a partir de febrero de 2021 se observarían dos escenarios (exceso hídrico y sequía) en el área agrícola de nuestro país de cara a la cosecha de soja correspondiente a la campaña 2020/21, según el informe de perspectiva agroclimática del Ing. Agr. Eduardo Sierra, especialista en Agroclimatología y asesor de la Capeco.

 

La Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco) dio a conocer el informe elaborado por Sierra, en el cual se indican las proyecciones climáticas de los últimos meses del 2020 y primeros seis meses del próximo año.

 

Enero experimentará precipitaciones abundantes, pero irregulares en la mayor parte del área agrícola. La mayor parte del agua recibida será consumida. La región argentina de Cuyo, el sudoeste de la región pampeana y gran parte de Paraguay observarán amplias áreas con sequía edáfica.

 

Para los meses de febrero y marzo del próximo año, época en la que se concentra la cosecha de soja correspondiente a la campaña 2020/21, se prevén dos escenarios diferentes en distintas zonas productivas del país.

 

El informe expresa que a lo largo del segundo mes del 2021 se observará una marcada concentración de las precipitaciones sobre el norte y el centro oeste del área agrícola, con excesos hídricos. En contrapartida, en el sudoeste y en la mayor parte del sur se registrarán precipitaciones moderadas a escasas, situación que ampliaría las áreas con sequía edáfica.

 

Por su parte, las condiciones climáticas durante marzo se mostrarían con precipitaciones abundantes en la zona norte y el centro-este del área agrícola, mientras que los registros para el centro-oeste y todo el sur señalan lluvias moderadas a escasas, acentuándose la sequía edáfica.

 

El análisis de las perspectivas climáticas también indica que las altas cuencas del Paraná y del Paraguay recibirán precipitaciones moderadas a abundantes, que contribuirán a incrementar gradualmente sus caudales.

 

De acuerdo con la perspectiva agroclimática, el verano 2021 se comportará en forma cercana a lo normal, aunque conservando rasgos perturbados. El régimen hídrico observará un comportamiento moderadamente inferior a lo normal, mientras el régimen térmico se mantendrá algo por encima de la media.