Los ingresos por embarques de derivados de soja (aceite y harina) tuvieron un comportamiento alcista a fines de mayo de este año, respecto al mismo periodo del 2020, según el informe de Comercio Exterior del Banco Central del Paraguay (BCP).

 

De acuerdo con los datos acumulados del BCP, hasta el quinto mes de este año las exportaciones de aceite de soja, si bien fueron menores en volumen, registraron un incremento del 24,7 % en valores, pues permitieron el ingreso al país de USD 160,4 millones, en comparación con los USD 128,6 millones generados hasta mayo del 2020.

 

La salida del aceite de soja se redujo 14 %. Hasta mayo el volumen exportado fue 172,8 mil toneladas, es decir, una reducción de 28,2 mil toneladas, respecto a las 201 mil toneladas embarcadas durante los primeros cinco meses del año pasado.

 

Con respecto a la harina de soja, el reporte del BCP indica que los ingresos alcanzaron USD 273,4 millones, USD 73,4 millones más (36,7 %) que el mismo periodo del 2020, ya que en aquel lapso se generaron USD 200 millones.

 

En lo que se refiere a volumen, Paraguay exportó 639,7 mil toneladas de harina de soja, una suba de 13,1 mil toneladas (2,1 %), si se compara con las 626,6 mil toneladas enviadas entre enero y mayo del año anterior.

 

En cuanto al registro mensual, este producto registró uno de los mayores incrementos en valores durante el último mes. Según datos de la banca matriz, el valor generado en mayo fue de USD 76,7 millones, es decir, un aumento de USD 23,3 millones, en comparación con los ingresos de USD 53,4 millones generados en el quinto mes del 2020.