La Cooperativa Pindó, cuya área de influencia es la zona de Alto Paraná, registró en esta campaña pérdidas en la calidad de los granos debido a las condiciones climáticas que propiciaron el exceso de humedad y la dificultad del manejo del cultivo durante la cosecha 2022; sin embargo, la mayor parte cumple con los estándares requeridos en cuanto a PH y estabilidad, explicó al programa Nación Productiva el Ing. Agr. Cleiton Schmitz, asesor técnico de la institución.

 

Si bien la capacidad de acopio no fue un problema este año para la Cooperativa Pindó, se presentaron otros problemas con relación a la calidad del trigo, ya que el exceso de humedad al momento de la cosecha terminó complicando este atributo del grano de exportación. No obstante, “el 70 % de nuestro trigo es de muy buena calidad en relación a PH y falling number (estabilidad)”, puntualizó Schmitz.

 

El asesor técnico de la Cooperativa Pindó explicó a Nación Productiva, el programa televisivo de Productiva C&M, que anteriormente con condiciones óptimas se podía recepcionar alrededor de 5 millones de kg de granos de trigo; no obstante, este año el contenido de humedad de los granos estuvo en torno al 20 y 21 %, lo cual dificulta una buena calidad y promueve la pérdida de peso hectolítrico (PH). “Independientemente de cómo está el producto, nosotros tenemos que cosecharlo porque el problema ya está y al final hacemos un promedio”, destacó durante la entrevista.

Por último, resaltó que si bien no fue un buen año para la calidad del trigo o maíz debido a la humedad en el invierno, los rendimientos fueron satisfactorios en medio de todos los escenarios vividos.

 

Estrategias. En cuanto a las estrategias enfocadas para la obtención de una mayor calidad de trigo, mencionó que el productor debe buscar áreas fértiles para producir el cereal, realizar una buena rotación de cultivos y usar tres fungicidas en el caso de variedades sembradas de ciclos más largos.

 

[Foto icon-camera : Gentileza Cooperativa Pindó]