De acuerdo con los resultados del censo hecho por el Ministerio de Agricultura de China, se redujo un 32,2 % el total de animales en el mes de julio, en comparación con el mismo periodo del 2018, como consecuencia del primer brote de peste porcina africana (PPA) asentado ya hace un año, informó Eurocarne en su página web.

 

De igual forma, el registro indica que el número de cerdas reproductoras cayó un 31,9 % con respecto a julio de 2018.

 

Según el censo, la reducción del hato porcino en el último mes fue mayor que en junio, cuando el rebaño de cerdos se redujo un 25,8 % y el número de cerdas cayó un 26,7 %. A pesar de ello, las estimaciones de la industria sugieren que el censo puede haberse contraído mucho más, mientras que algunos indicaban que la disminución era aproximadamente del 50 %.

 

En ese sentido, Zhang Liwei, analista senior del Centro Nacional de Información de Granos y Petróleo de China señalo que “el censo porcino aún no ha alcanzado su nivel más bajo y que caerá aún más en la segunda mitad del año”, además, explicó que “la disminución afectaría aún más la demanda de harina de soja, que ya se encuentra bajo presión”.

 

El creciente déficit de carne de cerdo ha elevado los precios de cerdo vivo de China por encima del récord del año 2016, con el promedio nacional de 23,49 yuanes (3,34 USD/kg). Los analistas también aguardan que los precios del cerdo excedan los niveles récord en los próximos meses.

 

La peste porcina africana es una enfermedad hemorrágica altamente contagiosa que afecta a los cerdos domésticos, jabalíes verrugosos, jabalíes europeos y jabalíes americanos. Todos los grupos de edad son igualmente sensibles. El organismo causante es un virus ADN de la familia Asfarviridae.

 

Sin embargo, la PPA aún no representa una amenaza para la salud humana.

 

[Fuente: Eurocarne]