Luego de una semana con cifras bajistas en los precios de la soja, el maíz y el trigo estadounidenses, el mercado de Chicago inicia la semana y el mes de abril con optimismo respecto a los futuros de los granos.

 

Los futuros se recuperan en Chicago tras la caída sufrida en la rueda del viernes de la semana pasada tras el informe del USDA, ya que los stocks trimestrales sorprendieron al mercado, pues fueron superiores a las estimaciones de los analistas privados.

 

En ese aspecto, el maíz sufrió la caída más significativa en los últimos tres años, con los stocks alrededor de 7 000 000 de toneladas, valor por encima de lo esperado en promedio, donde 400 000 hectáreas fueron afectadas en marzo pasado a causa de inundaciones previas a la siembra, incrementando la posición neta vendida de los fondos.

 

Por su parte, la soja, cuyo valor cerró el viernes a la baja por segunda semana consecutiva en la Bolsa de Chicago, genera nuevas expectativas tras las negociaciones “constructivas” de la semana anterior que podrían continuar en los próximos días en Washington, sumadas al nuevo registro de compra por parte de China de 800 000 toneladas de granos.

 

El balance de la semana pasada para los precios del trigo estadounidense también fue negativo. En efecto, en la Bolsa de Chicago los contratos de mayo y julio perdieron 1,78 y 1,54 %, al pasar de 171,23 a 168,19 y de 172,97 a 170,31 dólares por tonelada. En Kansas, las mismas posiciones resignaron 3,37 y 3,47 %, al variar de 163,51 a 158 y de 166,63 a 160,85 dólares por tonelada.

 

La fortaleza del dólar frente al euro y al resto de las monedas relevantes para el comercio global de materias primas, en la cuenta regresiva de la entrada de la cosecha de trigos de invierno en el hemisferio norte, fue uno de los fundamentos bajistas para el grano estadounidense, dado que perjudica su competitividad en el mercado de exportación.

 

[Fuente: Agrofy News y Granar]