La Comisión Nacional de Bioseguridad (Conbio), institución que desempeñó un papel fundamental desde el 2012 al 2018 al liberar 20 eventos transgénicos en ese periodo, hoy tiene 14 carpetas de materiales con modificación genética varadas en los cajones de la oficina sin resolución, porque no existe un norte claro a seguir, según denunció una dirigente del sector productivo.

 

Comentó que mediante estas herramientas la actividad en el campo puede ser más eficiente, debido al mejor control de malezas, plagas y a una mayor productividad gracias a la investigación y el desarrollo; sin embargo, la falta de una política clara en el actual Gobierno a favor de la tecnología genera un escenario de incertidumbre para la liberación de los materiales genéticamente modificados que, en su mayoría, ya están siendo sembrados en los países vecinos.

 

Trasladando esta situación a la presidenta del Instituto de Biotecnología Agrícola (Inbio), Simona Cavazzutti, comentó que en su momento la institución que encabeza le acercó al exministro de Agricultura y Ganadería Denis Lichi una petición para facilitar el proceso regulatorio y liberar comercialmente estos materiales, considerando que todo el dosier del impacto tanto en la salud humana y animal como en el ambiente está disponible en los países vecinos que ya cuentan con estos eventos transgénicos.

 

Expresó, además, que están hablando con empresas como Corteva, Bayer y Syngenta que disponen de eventos transgénicos y que esperan un dictamen para su liberación comercial.

 

Finalmente, dijo que Paraguay ha avanzado bastante en la adopción de esta tecnología en los últimos seis años (2012/18); sin embargo, en la actualidad, el proceso regulatorio de adopción de biotecnología en el mercado está totalmente afectado.

 

Paraguay cuenta con 21 eventos transgénicos: 15 en maíz, tres en soja y tres en algodón. Actualmente, posee 3,8 millones de hectáreas sembradas con materiales genéticamente modificados, según el Servicio Internacional para la Adquisición de Aplicaciones Agrobiotecnológicas (ISAAA -por sus siglas en inglés).

 

Con la liberación de este paquete tecnológico, preferentemente para soja y maíz, que se encuentra a la espera del dictamen nuestro país podría pasar a tener 35 eventos transgénicos disponibles para los productores.

 

[Foto ilustrativa]