A través del Programa de Mejoramiento de Soja, el Instituto de Biotecnología Agrícola (Inbio) busca posicionar las variedades Sojapar en el Chaco paraguayo, considerando la buena adaptación que presentan a diferentes tipos de suelo y condiciones climáticas.

 

El Inbio se encuentra trabajando en la selección de variedades Sojapar con mejor adaptación para la región chaqueña, con el propósito de lograr el posicionamiento de la soja en el Chaco. El Programa de Mejoramiento de Soja es el resultado de la alianza público-privada entre el Instituto Paraguayo de Tecnología Agraria (IPTA) y el Inbio.

 

El buen comportamiento de las variedades Sojapar, su adaptación a diferentes tipos de suelo y a las condiciones climáticas genera buenas perspectivas para posicionar la selección de líneas avanzadas para el Chaco. Actualmente, el Inbio cuenta con una parcela gracias al trabajo coordinado dentro del acuerdo con Casado Agropecuaria S.A.

 

El Ing. Agr. Aníbal Morel, coordinador del Programa de Mejoramiento de Soja del Inbio, explicó que a pesar de la poca disponibilidad de humedad en el suelo chaqueño, las variedades Sojapar probadas en el lugar tienen un buen comportamiento en cuanto al desarrollo del cultivo.

 

Bolivia. La soja nacional también posee condiciones para posicionarse en Bolivia. Una comitiva integrada por representantes del Inbio y del IPTA realizó una gira por Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, a fin de visitar parcelas de ensayo y de productores que sembraron las variedades Sojapar. Además, se verificaron las parcelas de multiplicación, validación y evaluación de variedades Sojapar R19, R24, R75 y otras nuevas líneas promisorias. Durante el recorrido se pudo observar el buen comportamiento de las variedades Sojapar, su adaptación a diferentes tipos de suelo y condiciones climáticas.