El Gobierno brasileño decidió anular de manera temporal los impuestos sobre la importación de soja y maíz, a fin de mantener el equilibrio de precios en la oferta de estos productos en el mercado interno. La medida se extenderá hasta el primer trimestre del año 2021.

 

El Comité de Gestión Ejecutiva (Gecex) de la Cámara de Comercio Exterior (Camex) de Brasil dispuso la suspensión temporal del impuesto a la importación de soja (grano, salvado y aceite de soja) hasta el 15 de enero de 2021, mientras que para el maíz la medida extraordinaria irá hasta el 31 de marzo del próximo año.

 

De acuerdo con la publicación del Ministerio de la Agricultura, Ganadería y Abastecimiento (MAPA), la decisión de anular los impuestos a la importación de soja y maíz de forma temporal tiene como finalidad relajar los precios de los alimentos en el país vecino.

 

El actual aumento de la demanda mundial de alimentos, en el caso del maíz, incrementó el consumo interno de este grano para abastecer la producción de proteína animal, que registró un crecimiento en las exportaciones.

 

En lo que respecta a la soja y derivados, como el salvado y el aceite, también se observó un incremento de las ventas al exterior, que cobró impulso con la apreciación del dólar.

 

Sobre la decisión tomada por el Gecex, Silvio Farnese, director de Marketing y Abastecimiento, resaltó que “era conveniente buscar una medida preventiva, con el fin de igualar las condiciones de importación de terceros países con el Mercosur, fortaleciendo la oferta del mercado interno”.

 

[Fuente: Infocampo]